lunes, 26 de abril de 2010

...


A ella le gustan las mañanas frías, después de haber dormido contigo, que le has estado quitando el edredón toda la noche, despertarte con un beso y darte la espalda para que la abraces, se lo debes por haberla hecho pasar frío.

A él le gusta cuando ella se despierta, solo nota un beso cálido y ya está pegado a su espalda. Sabe que cuando ella se despierta ya no se va a estar quieta.

5 comentarios:

tututu dijo...

oh! por fin (L)!
me gusta esto :)
y me gustais los marinos
arr

Jorx dijo...

qué tremendo
y será verdad
que no te estás quietecita
jajajajaja
guapa
tequi mindir
tequi(eroverdeunasantavez)

Dara Scully dijo...

me gusta la gente que se te pega a la espalda y se encaja como una cucharilla de té.




mi-mo

jonybe dijo...

dormir juntos es dormir versión otro planeta.

Anónimo dijo...

como intentaba comentarte, conozco una historia que es casi casi igual.. lo único que cambia es que es ella quien quita el edredón toda la noche.. que casualidad, verdad?


:)